“Resistencias del Sur. Usos del Pasado, Periferias y Espacios de liberación sexual”/ “Resistance from the Queer South: Uses of the Past, Peripheries, and the Spaces of Sexual Liberation”

November 24, 2017

SOLICITUD DE COMUNICACIONES
Congreso Internacional
“Resistencias del Sur.
Usos del Pasado, Periferias y Espacios de liberación sexual”

27 y 28 de abril de 2018
Institut Valencià d’Art Modern (IVAM)
C/ Guillen de Castro 118
46003 Valencia

 //  CALL FOR PAPERS
International Conference:
“Resistance from the Queer South:
Uses of the Past, Peripheries, and the Spaces of Sexual Liberation”

April 27 and 28, 2018
Institut Valencià d’Art Modern (IVAM)
C/ Guillen de Castro 118
46003 Valencia

[English Version below]

La década de los setenta ha sido motivo de numerosas revisiones durante los últimos años en España, en gran parte por los numerosos elementos comunes que tiene con el presente ?crisis económica, agotamiento de régimen, experimentación política y social, movilizaciones ciudadanas masivas? que en la actualidad nos hacen mirar hacia el pasado buscando explicaciones, pero también inspiración. En materia de disidencias sexuales los 70 fueron un gran espacio de experimentación, lucha y resistencia. La década comenzó con el recrudecimiento de la represión mediante la aprobación de la Ley de Peligrosidad y Rehabilitación Social (1970); la consiguiente reacción a esta ley fue la fundación en 1971 del Movimiento Español de Liberación Homosexual (MELH), el primer colectivo militante en defensa de las trans, lesbianas y gais del Estado español. Este colectivo se desarrolló en la clandestinidad, igual que eran clandestinas por entonces las vidas de quienes no encajaban en la norma heteropatriarcal. La historia del movimiento y de las bases sociales que lo atravesaron entre aquel momento inaugural y los cambios culturales y políticos que llegaron con la crisis del SIDA en los 80 al Estado español ha sido narrada ampliamente en los últimos tiempos, como parte de la revisión histórica del periodo transicional general de las periferias europeas. No queremos aquí volver a insistir sobre experiencias ya conocidas, sino arrojar luz sobre las zonas más oscuras un tanto olvidadas por los relatos existentes. Para ello acotaremos tres marcos de referencia con el fin de pensar la cultura y la política de la disidencia sexual de los setenta: los sexilios, la fiesta y otras variedades de resistencia, memoria y contrametodologías queer de los archivos precarios y militantes.

Sexilios: Dadas las condiciones de asfixiante dictadura en España, desde bien temprano el movimiento de liberación sexual representado por el MELH pudo sobrevivir únicamente gracias a los contactos de sus fundadorxs con otros grupos extranjeros, fundamentalmente franceses, británicos y estadounidenses. Con la muerte de Franco en 1975 los colectivos de gais, lesbianas y trans se multiplicaron por todo el país e igualmente sus conexiones e intercambios con otras geografías. A España llegaron referencias culturales y políticas de distintas latitudes de America Latina y del sur de Europa. Se estrecharon lazos, se tradujeron libros y llegaron lxs exiliadxs sexuales que enriquecieron los discursos del activismo y transitaron las nuevas redes de socialización tejidas entre las bases sociales de la transición. La resistencia sexual en España nacía atravesada por la idea del sexilio, como una amalgama de acentos y con una vocación solidaria e internacionalista que extendió los planteamientos sobre sexualidad y género hasta mezclarlos con los de diáspora y más adelante también con ideas sobre la raza y el mestizaje. Sin embargo, estos flujos culturales y políticos sólo se conocen a grandes rasgos, nombres como Mario Mieli, Copi o Héctor Anabitarte resuenan en un imaginario colectivo que aún está por explorar.

Fiesta y otras resistencias: La cultura de la liberación sexual atravesó los espacios marginales de la realidad española. Durante los 70, la actividad militante contra las leyes represivas y el desarrollo más o menos sumergido de nuevas formas de vida centradas en la liberación de los deseos y en la expresión desacomplejada de las sexualidades encontraron en el carácter resistente una de sus principales constantes. La creación fue terreno constante de experimentación con estrategias de resistencia, y las redes de afecto que se tejieron entre marginadxs hicieron más llevadera la opresión y facilitaron la supervivencia.  El espacio común de la fiesta, que siempre había sido lugar de encuentro y complicidad entre subalternxs, se convirtió en reducto habitual de resistencia, hasta el punto de que las manifestaciones políticas fueron por momentos carnaval y los locales nocturnos y los lugares de encuentro y de ligue gay más o menos clandestinos, como parques, cines y otros entornos públicos o semi-públicos se convirtieron en espacios de conspiración en nombre de la disidencia política y sexual. La resistencia atravesaba todas las dimensiones de la vida alrededor del movimiento de liberación, pero no se conocen aún sus múltiples rostros, especialmente en las periferias peninsulares. Si bien los espacios de la fiesta y la resistencia de Madrid y Barcelona han sido documentados en testimonios personales y estudios históricos, los de otras zonas de la península permanecen aún sin explorar. Y esto es aún más evidente en el caso de las comunidades lésbica y trans, a menudo soslayadas en historias de la liberación sexual centradas en sus protagonistas masculinos.

Contrametodologías queer: El estudio del pasado, aun cuando sea relativamente reciente, plantea problemas metodológicos. Primero por el inevitable declive de sus testigos, que hace de la recuperación de la memoria vulnerable una tarea urgente y de resistencia: lxs protagonistas de los 70 conservan vivencias, recuerdos y materiales en forma de colecciones personales, que en ocasiones se encuentran en una deriva precaria que hace indispensable un trabajo de archivo militante. En segundo término porque las inercias historiográficas dominantes tienden a colonizar el pasado desde el presente y a homogeneizarlo a través de narrativas que pierden de vista su especificidad. A menudo la memoria hegemónica funciona como un ritual de poder con ánimo caníbal que, a través de las lógicas de jerarquización y catalogación, puede hacer desaparecer con facilidad  la variedad de las diversidades sexuales de los 70. La precariedad y la inercia de la historia hacen necesaria una reactivación del pasado que respete su diferencia específica con respecto al presente y que busque reactivar estilos de disidencia y formas de análisis de la opresión sexual que puedan ser movilizados para la construcción del presente y el futuro. Esto ha de llevarnos a mantener un debate sobre la memoria activa del pasado como activadora del presente entre metodologías contrahegemónicas, archivos visuales y pedagogías queer críticas.

El congreso “Resistencias del sur” pretende constituirse al mismo tiempo como un espacio para la investigación y la reflexión histórica y para la experimentación metodológica en su propio funcionamiento interno. Desde la organización del congreso se plantean tres ejes temáticos Sexilios, Fiestas y otras resistencias y Contrametodologías queer/Archivos precarios/archivos militantes, para trabajar con ellos y pensar las realidades culturales, sociales y políticas de trans, lesbianas y gais en la España de los años 70, con el propósito de problematizar algunos lugares comunes respecto a su historia e indagar en los puntos ciegos que nos dejan los relatos de que actualmente disponemos.

Las propuestas deben incluir un título, cinco palabras clave, el nombre y una breve biografía de de lxs autorxs, el eje de trabajo al cual van dirigidos (de los tres indicados arriba) y un resumen que tendrá una extensión máxima de 500 palabras. El plazo de recepción de propuestas será el 8 de enero de 2018. La selección de ponencias se comunicará a partir del 22 de enero. Lxs ponentes seleccionados deberán entregar posteriormente los textos de sus comunicaciones. La extensión de estos textos será de 2500 palabras como máximo y la fecha límite de entrega el 6 de abril.  Las comunicaciones aceptadas se colgarán en la página del congreso a partir del 10 de abril hasta la celebración del mismo y su lectura será obligada para lxs participantes de cada una de las mesas, de modo que durante el congreso las personas que compongan cada mesa expondrán brevemente los principales puntos de su propuesta, a fin de asegurar que el público asistente conozca su contenido, y a continuación se iniciará un debate/conversación sobre los distintos temas planteados entre todxs lxs compañerxs de las mesas, que estará abierto también a la participación de lxs asistentes.

Todas las comunicaciones han de enviarse a la dirección alberto.berzosa@um.es antes del 8 de enero de 2018.

Consultas: alberto.berzosa@um.es

El congreso tendrá lugar los días 27 y 28 de abril de 2018 en las instalaciones del Intitut Valencià d’Art Modern (IVAM) en Valencia.

Comité organizador-comité científico: Alejandro Melero Salvador, Alberto Mira, Alberto Berzosa, Francisco Godoy, Gracia Trujillo, Jesús Carrillo, Juan Antonio Suárez, Juan Vicente Aliaga, Lucas R. Platero, María Rosón, Noemi de Haro García, Virginia Villaplana Ruiz.

El congreso está organizado como parte del proyecto “Cruising the 1970s: Unearthing Pre-HIV/AIDS Queer Sexual Cultures”, financiado por el Programa de Investigación e Innovación Horizon 2020, en su modalidad Humanities in the European Research Area (HERA), acuerdo número 649307, y ha sido coordinado desde la Universidad de Murcia en colaboración con el Intitut Valencià d’Art Modern (IVAM), de Valencia.

Universidades asociadas en CRUSEV: University of Edinburgh (Project Leader), Humboldt Universität, Universidad de Varsovia, Universidad de Murcia, University of Newcastle, Universidad Politécnica de Valencia, Universidad de Valencia, Universidad Carlos III de Madrid, Universidad Autónoma de Madrid, Universidad de Castilla-La Mancha, Oxford-Brookes University.

*

The Spanish 1970s have been subject to considerable revisionary research in the last few years, in part because of the numerous characteristics that decade shares with our own—both are marked by economic crisis, by the exhaustion of a dominant state model, by social and political experimentation, and by mass mobilizations. These common traits make us look back in search of explanations for our current ills, but also in search of inspiration for moving forward. From the perspective of sexual history, the 1970s in Spain were years of experimentation, struggle, and resistance; of losses and gains. The decade started with the passing of the Bill of Public Danger and Rehabilitation (Ley de peligrosidad y rehabilitación social 1970). It was promptly countered by the foundation in 1971 of the Spanish Movement for Homosexual Liberation (MELH), the pioneering Spanish sexual liberation collective, whose activities had to remain clandestine. The history of sexual liberation in Spain between that inaugural moment and the cultural and political changes that came about as a result of the AIDS epidemic has been often, if partially, told. The purpose of this conference is not to return upon well-trodden ground, but to cast some light upon those aspects of the period that have been neglected by existing accounts, and to rethink the culture and politics of sexual dissidence in 1970s Spain in relation to three frames of reference: (s)exiles, parties and other forms of resistance, and queer counter-memories / militant anarchives.

(S)exiles: In the suffocating conditions of Franco’s dictatorship, the Spanish Movement for Homosexual Liberation survived largely thanks to contacts with foreign groups—especially French, British, and North American. After Franco’s death in 1975, the number of activist cells increased significantly and exchange and collaboration with non-Spanish liberation fronts grew; these contacts resulted in the translation and edition of foreign theoretical texts and manifestoes, whose ideas influenced local activists. At the same time, Spain became a destination for Latin American sexual exiles, who enriched the discourses of activism and became integrated into Spanish networks of queer sociability. Sexual resistance in 1970s Spain was fundamentally shaped by (s)exile and, as such, it was multi-accented, solidary, internationalist, diasporic, and multi-ethnic. However, we still have a fairly incomplete knowledge of these transnational cultural and political flows and of their protagonists; the lives and work of sexual and political exiles such as Cristina Peri Rossi, Mario Mieli, Copi, or Héctor Anabitarte are well known by now, but could be further studied. Many others remain to be discovered, and the full range and dynamism of expatriate networks, and their intersections with local militant cultures, remains to be articulated.

Partying and other forms of resistance: Sexual liberation and anti-authoritarian resistance were confined to marginal locations and clandestine affect networks in 1970s Spain. Main enclaves of sexual resistance at the time were: a furtive private party scene, cruising grounds, cinemas, and scattered clubs and bars where homosexuality was tolerated. These were settings for sexual reinvention and expressiveness, and politically charged sites where normative strictures were temporarily suspended and incipient queer communities made themselves visible. While the spaces of resistance and queer sociability in the largest cities—Madrid and Barcelona—have been relatively well accounted for, those in other areas of the country are yet to be documented and studied, especially those created by lesbian, trans, and immigrant communities.

Queer counter-memory / queer anarchives: The study of the sexual past is laden with methodological problems. The inevitable decline of direct witnesses and protagonists makes the recovery of personal memories an urgent task. In the case of 1970s sexual activists, personal memory has become materialized in collections that are often in a precarious state and whose preservation and cataloguing is crucial. In addition, dominant historiographic inertias tend to colonize and homogenize the past, imposing upon it perspectives that are not its own; as a result, its specificity and sexual diversity may become obliterated or distorted. These two dangers—the precariousness of historical traces and the colonization of the past by current interests and investments—force us to confront the past through a mixture of counter-memory and critical pedagogy; the goal is its reactivation and the retrieval of forms of dissidence and analytical tools of use in the articulation of a critical present and an emancipated future. This section invites methodological reflections upon these issues that rise from first-hand experiences of examining, retrieving, or organizing and cataloguing sexual archives.

The conference “Resistance from the Queer South” wants to be both an occasion for historical reflection and research and a space for methodological experimentation. While we are focused on the production of “hard” knowledge about the queer 1970s in Spain, we welcome—encourage, in fact!—alternative research methodologies and styles of presentation.

Proposals must include: title, five keywords, name of the author(s), and indication of the thematic axis to which it contributes–(s)exiles; partying and other forms of resistance; queer counter-memory / queer anarchive)—and a summary of 500 words. The deadline for proposals is January 8, 2018. They must be mailed to: alberto.berzosa@um.es

Notice of acceptance will be mailed by January 22, 2018. In case of acceptance, full presentations (2500 words) ought to be mailed to conference organizers by April 6, 2018; they will be made available to participants and attendees through the conference web site after April 10, previous to the celebration of the conference. In this way, presenters will be liberated from the usual routine of reading their papers and may try a more informal, dynamic style of presentation, hopefully conducive to audience involvement and active exchange.

Conference site: Institut Valencià d’Art Modern (IVAM): C/ Guillen de Castro 118, 46003 Valencia.

Contact address: Please send your queries to alberto.berzosa@um.es

Scientific and Organising Committee: Alejandro Melero Salvador, Alberto Mira, Alberto Berzosa, Francisco Godoy, Gracia Trujillo, Jesús Carrillo, Juan Antonio Suárez, Juan Vicente Aliaga, Lucas R. Platero, María Rosón, Noemi de Haro García, Virginia Villaplana Ruiz.

The Conference is part of the activities of the Collaborative Research Project CRUSEV-“Cruising the 1970s: Unearthing Pre-HIV / AIDS Queer Sexual Cultures”, leadered by Glyn Davis (University of Edinburgh) and funded by the Research and Innovation Program Horizon 2020-Humanities in the European Research Area (HERA), Grant no. 649307. The Conference is coordinated by the University of Murcia in collaboration with the Intitut Valencià d’Art Modern (IVAM), de Valencia.

CRUSEV partner universities: University of Edinburgh (Project Leader), Humboldt Universität, Universidad de Varsovia, Universidad de Murcia, University of Newcastle, Universidad Politécnica de Valencia, Universidad de Valencia, Universidad Carlos III de Madrid, Universidad Autónoma de Madrid, Universidad de Castilla-La Mancha, Oxford-Brookes University